viernes, 12 de marzo de 2010

Inspiración

Sentada con mi taza de café, la gran hoja en blanco frente a mí, ahora ¿qué rayos escribo? antes era fácil, pensaba que se me había ocurrido a mí eso de poner pedazos de canciones en los textos ¡news flash! lo inventó José Agustín =(. Antes tenía una musa, resultaba inspirador, tantas fallas en una persona, tantos vicios, tanta inseguridad y nula autoestima. ¡Ese individuo era perfecto! pero lo exploté tanto que quedó como una naranja recien salida de un exprimidor, incipido, inutil para otra causa que no fuera crear poesía. Ahora nos mandamos al diablo mutuamente.
El coraje hacia todo se acabó, se acabó un día de febrero, o un día de marzo, simplemente un día me di cuenta que ya no tenía ningun tipo de sentimiento con suficiente fuerza como para escribirlo. Sentí gran alivio, pero ahora no, ahora es angustia, como si me hubiera convertido en un tronco hueco, las mariposas en el estómago se fueron volando.
Tomo té, no pasa nada, ni una sola idea cruza mi mente, los recuerdos no me hacen cosquillas, ni me río. ¿Ahora? como si el cerebro se me hubiera secado, literal, ya que las emociones, todas, son liquiditos del cerebro, no recuerdo que parte por que ciencias de la salud la pasé literal dormida, viendo por la ventana o apunto de vomitar con el video del parto que nos pusieron (crap, no quería tener la imagen mental otra vez) como sea, iré a ver si esa hoja en blanco la lleno de algo que no sean dibujitos de tunder storm, mejor palabras.
FIN

No hay comentarios:

Publicar un comentario