miércoles, 4 de noviembre de 2009

Ok

Estoy bien, no bien, excelente. No, ¿a quién engaño? no estoy bien, estoy alterada estresada, sin sueño, sin hambre, sin ganas de hacer el mínimo esfuerzo, sin inspiración, ni ganas de hablar con nadie tengo. ¿por que me pasa esto? oh si, por que no controlo mis palabras. Aparentemente mi honestidad raya en el cinismo. Bueno el punto es que tiendo a herir suseptibilidades, inconcientemente. No quiero hacerlo, de verdad, bueno no a todos los seres humanos con los que cruzo palabra. Pero no es solo hablarle a la gente y herirla sin querer, son hasta mis actitudes. por ejemplo hoy iba en mi mundo alegremente y un sujeto me saludo: "hola Jim", lo primero que pense fue "¿que demonios? ¿quien es? " dudosamente lo saludé. ya cuando iba en el metro me percaté que era el hermano de Erika, fue un WTF!!!!!! ahora el sujeto, cuyo nombre no me digné a aprenderme y su hermana que me cae muy bien y aprecio van a pensar que soy una grosera, que si soy pero se supone que lo hago voluntariamente. si eso es con la gente que me agrada ¿que no será con los que detesto? Soy una horrible persona indigna del contacto humano en general. Lo peor es que hay un caso en especial donde el sujeto creo que ya se cansó de mi existencia, esto podría catalogarse de dos maneras
a) maldita sea lo arruiné
B) ahora si me tengo que olvidar
Como sea al pobre lo he tratado tan mal en el trascurso de los meses, que no dudo que me haya eliminado para no enterarse que me conecto. quiero hablarle, pero ya no puedo, no tengo nada que decirle, no puedo disculparme por como soy. es inevitable. mi cinismo viene con todo el paquete desde un principio el rechazó.
Si preguntan estoy bien, lo puedo disimular perfectamente, no hay problema soy inmutable. ¿Qué más da vivir en una gran mentira ? hay tanta gente en el mundo que nadie se dará cuenta.